miércoles, agosto 16, 2006

La dedicatoria de Cayetano

Qué manía. Qué perra con que los toros se dedican. Digo yo que no es cuestión de saber de toros, sino de no darle patadas al diccionario... o, al menos, de darle las justas.

Leo en El Mundo que "Cayetano le dedicó un novillo al padre de en Algeciras" y, aunque a estas alturas no debería una escandalizarse, me escandalizo -un poco-, qué quieren que les diga. ¿Cómo va a dedicarse un novillo? ¿No será que se lo brindó? ¿O, como mucho, que le dedicó la faena?

Porque, digo yo que cuando Bustamante le cante a su chica -guapísima y discretísima, por cierto-, no le dedicará el micrófono con el que "imprime", "dibuja", "modela" -yo qué sé- su obra de arte, sino la canción en sí, que es el producto final de su supuesta inspiración. ¿No? Pues en los toros, lo mismo. El novillo es el material sobre el que se moldea la obra de arte -no siempre, pero bueno- y la faena, el producto final, o sea, lo que es susceptible de dedicatoria.

Una pajilla mental previa al chiqui-descanso-estival. Porque, por si no lo sabíais, mañana me voy a Málaga... ¡¡¡Temblad, boquerones!!!

1 comentario:

  1. Anónimo3:27 p. m.

    Yo estaoy escandalizada acerca de la forma en que se escribe de toros. Pase en una publicación de información general, pero lo peligroso está en páginas precisamente taurinas.

    Margo chaning

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...