martes, agosto 08, 2006

Una sonrisa profidén


No es habitual que yo me ría de esta manera -entre otras cosas, porque odio mis dientes... aunque mi nueva dentista, Ana, es un auténtico cielo y hasta me está quitando el miedo por el sillón de los sustos-, pero es que Jose tiene unos puntos de partirte. A Paloma, Vicky, Celia y una servidora nos dolía el estómago de tanta carcajada. Y, como dicen que reír engorda, llevo dos días sin pesarme por si acaso...

2 comentarios:

  1. ¿Quién dijo eso? Yo creí que adelgazaba. En todo caso, me da igual.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:11 p. m.

    Todo lo que me gusta es inmoral, es ilegal, o engorda... (Pata Negra)

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...