viernes, junio 13, 2008

El regalo sois vosotros

Llevo sin escribir mucho tiempo. Demasiado. Soy vaga -además de baja- y no me escondo. Iba a añadir que prometo enmendarme, pero ya son demasiados años de buenos propósitos con sus correspondientes incumplimientos, así que... se hará lo que se pueda... y poco más.

El agradecimiento es una buena excusa para retomar el hábito del posteo. Sobre todo porque queda muy bien. Muy políticamente correcto. Dar las gracias es una práctica excelente para eso de hacerse un buen embajador de uno mismo. Y, en ese aspecto, tengo mucho que aprender.

Así que, nada, a agradecer se ha dicho.

Cual si me hubieran dado un Goya, quiero agradecer, en primer lugar... el cariño de todos aquellos que ayer me felicitasteis. El teléfono hirvió todo el día y yo me sentí muy arropada -cosa que no viene mal cuando se levanta el biruji primaveral, aunque no llegue a convertirse en viento racheado-. Sé que estáis ahí, pero no sabéis lo bien que sienta que a una se lo recuerden. Llamadlo egocentrismo. O narcicismo. U ombliguismo. Da igual. Gracias en todo caso.
Por mi parte, intentaré estar a la altura de las circunstancias -que conste que me he comprado buenos tacones últimamente, con plataforma y todo-, que no es moco de pavo. A ver si, al menos durante los próximos 364 días, soy un poquito mejor y el próximo 12 de junio sigo mereciendo vuestras felicitaciones.
El regalo sois vosotros. Todos.

P.D.: Mientras he estado out, han pasado muchas cosas, que intentaré resumir en muy breve espacio:

1. Me he dejado la garganta -y casi me dejo la poca integridad física que me queda- en las retransmisiones taurinas de la Feria del Aniversario. Me encantó Perera. Y Talavante -esa espada...-. Y me sorprendió Diego Ventura. Puede que hasta me aficione al rejoneo.


Foto: Juan Miguel Sánchez-Vigil.

2. De José Tomás, mejor ni hablamos. Está todo dicho. Bueno, no. Lo suyo es inexplicable. Yo voy a ver si el domingo veo a "dios". Y perdón por la blasfemia. Total, iré al infierno de todos modos... Pero, eso sí, levitando. Aunque levite al revés.
Foto: Manuel Durán en El Trincherazo.
3. Ay, Bosé... Peaso concierto... "Seré tu amante bandido, bandidoooooooooooo"... y, sobre todo: "El corazón que a Triana va nunca volverá... Sevillaaaaaaaaaaaaaaa"...

10 comentarios:

  1. ¿Debo asumir que ayer, 12 de junio, era tu cumpleaños...? ¿Vale una felicitación tardía excusándome en que no lo sabía y con la promesa de anotarlo en la agenda para que el año que viene no se me pase...?

    Preciosa la foto de reportera, sí señora...

    ResponderEliminar
  2. Jejejeje... queridísimo Juan, está usted más que disculpado.

    Efectivamente, ayer cayó un añito más.

    Ahora me debes tu fecha de cumple, que yo tampoco la sé y voy a quedar como el pie.

    Gracias por los piropos... He tenido días mejores y una pierde con la edad, pero ya estoy mirando presupuestos de liftings y liposucciones... jajajaja...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Noelia, que no te engañe Ventura, es como el Fandi pero a caballo. Muy espectacular, pero muy deprisa y las banderillas a toro "pasao".

    Lo puro, lo bueno es otra cosa.

    Un saludo y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Hombre, a mí me gustaba más Pablo, pero de momento...

    ResponderEliminar
  5. Pues muchas felicidades y que vuelva tu corazón a Triana!

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias... que vuelva, sí... y pronto, por favor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. ¿El arte de la tauromaquia estará en el Cosío?, o mejor, en la novelada visión de los artistas que rodean ese arte ancestral. Visionaria, envolvente, cautivadora,expectante, ilusionadora, devezencuandadora,
    enmaravilladora,felicitadora...Cada letra, palabra, imagen, son cancioncillas pastoriles que nos llevan hacia el pasado para ver el presente y atisbar el futuro. Como cada cumpleaños en el que renuevas tu corazón si entre todos se transmite esa grata sorpresa apaciguadora que es una palabra amadora, con el respeto y la lucidez de las virtuosas sensaciones.
    Feliz día cada día.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo4:24 p. m.

    Mira que eres cursi y lamerona, Noe, no aprenderás nunca. Y por Dios, quítate ese cardado, que pareces mi abuela.

    ResponderEliminar
  9. Ewlex, gracias. Me quedo con lo de felicitar cada día, desde luego. Supongo que deberíamos decírnoslo cada uno.

    Anónimo: no sé quién coño te ha dado permiso para llamarme Noe. Solo lo hacen mis amigos y, por suerte, un engendro como tú no está entre ellos.
    Y sí, soy cursi, y a mucha honra. Y también lamerona, en las dos acepciones: me encanta el dulce y adulo a quien lo merece cuando me da la gana.
    Y para tu información, no me cardo el pelo. Y me da igual parecerme a tu abuela o a Rita la cantaora... Por suerte, sé muy bien quién soy y no tengo por qué esconderme detrás de ningún anonimato.
    Ah, y efectivamente, no aprenderé nunca: debería obligar a la gente a identificarse cuando escribe, igual que hago yo... Pero claro, para eso hay que ir de frente por la vida. Con cursiladas o sin ellas. Con dulce o con salado. Aprendiendo o ignorando.
    Y, seas quien seas, sólo mereces que te ignore, así que me pongo a ello, no sin antes empuñar el peine de cardar. A tu salud. Y a la de tu abuela.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo9:08 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...