domingo, junio 01, 2008

Comuniones

Ayer hizo veintiún años que tomé la Primera Comunión. Tela con la cifra. Veintiuno. Más de veinte. Menos de treinta, eso sí, pero, en cuanto pasas la frontera del dos, los años caen a toda pastilla y no hay contorno de ojos ni gel anticelulítico que ponga freno a la revuelta de las cifras.

Recuerdo que, al contrario que muchas de mis amigas, yo hice la comunión muy convencida del gesto. O sea, que me preocupaba más ser digna de recibir el cuerpo y la sangre de Cristo -uf- que el vestido y los regalos. Incluso elegí un vestido corto, sencillo, que luego me sirvió para ir a misa unos cuantos domingos de verano, y hasta me mosqueé -gesto de mala cristiana, creo- cuando llegué a la iglesia y vi que había otra niña con un vestido aún más normalito que el de servidora.

No es que fuera para monja. Es que era consecuente. A pesar de ser pequeña. Lo que a esas edades se traduce, al final, en ser repipi.

Digo todo esto porque ahora, con el paso de los años -y de las décadas- he caído en la cuenta de que, en lugar de avanzar, he ido hacia atrás. Me explico. Si aquella vez renegaba de los trajes de princesa y de los abalorios, ese déficit ha ido gestando dentro de mí una especie de capricho a destiempo: como no me vestí de tarta de nata en su momento, ahora sí quiero hacerlo. Quiero un vestido de princesa en toda regla. Y flores. Muchas flores. Y mantilla en el pelo. Y coche de caballos y todos los abalorios que a uno se le puedan ocurrir y no desentonen en un evento "sencillo a la par que elegante".

O sea, que no desecharía casarme. Pero sólo por el vestido y las fotos. Que conste. Y que luego siga yo viviendo en mi casita y él en la suya. O en la de su madre. Y que le lave ella los calzoncillos. Que no me quita nadie de la cabeza la idea de que el matrimonio no resiste el lavado de calzoncillos ajenos. Y la manicura francesa, menos.

8 comentarios:

  1. Anónimo11:48 p. m.

    Me parece bien lo que dices, pelín frívola, pero vale y te digo, pedazo de vestido y sandalías de tacón de vértigo que me he comprado, (elegidoS por ÉL), para el estreno de S.N.Y.
    Así queeee, pásate de lo que quieras, flores, abalorios, caballos y "hombres", aunque te cases 100 veces, que hay que besar a mucha rana para encontrar al príncipe y entonces...
    Musa

    ResponderEliminar
  2. Jejejeje... sí, este blog tiene eso, que de vez en cuando se deja llevar por la frivolidad.

    ¡¡¡Qué envidia!!! Por el vestido, las sandalias, el estreno, la bodaaaaaaaaa...

    Y por lo del beso... huy, es que me dan alergia las ranas. Será que he besado ya a muchas.

    Besazos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Por qué será que los impares son cada vez más?

    ResponderEliminar
  4. Vaya carita de niña buena!!!! en mi piso de estudiante la entrada la presidía una foto de mi compañero de piso y mía cuando hicimos la Comunión.

    Besazo

    ResponderEliminar
  5. Lunaro: quizá sea porque aguantamos cada vez menos. ¡Y porque el mercado está muy mal, qué leche!

    Javi: ¡¡es que soy buena!! Tu foto tampoco debe de estar nada mal...

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hace algo de tiempo que recibiste la comunión, pero no es lo menos importante, que ese tiempo pasó y los trajes o las etiquetas que te pusiste ya han pasado, aunque eches de menos "ser" princesa por un día con todo el "glamour" que se encarna en ese día, por poner una palabra actual que no significa gran cosa. Puedes ser tu si puedes, vestida como quieras y yendo a todas las corridas del mundo, pero serás siempre tu, con independencia de lo que te gusataría llevar o poseer, todo es mundano, piensa si te apetece en aquello que no está aquí y a lo que anhelas llegar. Mientras vas hacía arriba, más abajo estás.
    La felicidad llena tus poros con tu sonrisa y tu imagen juvenil. ¡Salud y alegría para ti y los que te siguen!.

    ResponderEliminar
  7. elisabeth12:19 a. m.

    hola, he llegado por casualidad, pero me gusta lo que escribes.
    Yo suelo decir que todo es muy bonito, hasta que te toca lavarle los clazoncillos. y que conste que lo hice muchos años, hasta que me separé.
    bueno espero seguir leyéndote
    petonets

    ResponderEliminar
  8. Ewlex: no entiendo muy bien lo que quieres decir, pero creo que es positivo, así que gracias.

    Elizabeth: gracias por la visita. Espero verte por aquí más veces. Coincido contigo: todo es muy bonito hasta que la convivencia lo jode todo (con perdón).

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...