domingo, junio 29, 2008

Se acabó

Me encantaría tener sus arrestos. Decir "se acabó" y que se acabase de verdad. O hacer como mi querida condesa, que ha cogido, una vez más, al toro por los cuernos y está haciendo arder la vanidad de su verdugo en la hoguera de su casta.

Pero, aunque me apellido Jiménez, no los tengo tan bien puestos como la flamenca de María y, por supuesto, los arrestos de Carmen -no creo que sea casualidad que todas las Cármenes que conozco sean mujeres de bandera- no creo haberlos tenido nunca.

Claro que la palabra "nunca" queda mejor en aquello de "Nunca es tarde" y quizá aún esté a tiempo de ejercitar la ovarina, que la testiculina, cuanto más lejos, mejor. Últimamente no me da más que problemas.

Carmen, torera, estos temas de mi plima van por ti. ¿Sabes qué te digo? Que no nos merecen. Y lo estoy empezando a creer sinceramente.




María Jiménez, Se acabó.



María Jiménez, Con golpes de pecho.

P.D.: A todo esto, antológica frase de la Jiménez en La noria: "A estas alturas, el que sólo venga a mojar, que haga un agujero en la pared para meterla y esperar un terremoto". Sin comentarios.

2 comentarios:

  1. Anónimo4:36 p. m.

    Gracias, Noelia, me encanta María Jiménez, es un pedazo de tía y una gran artista.

    La condesa de Estraza

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te guste. Yo también le estoy cogiendo el aire.

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...