domingo, abril 19, 2009

Hugh

Llevo todo el día pensando qué podía escribirle y, cosas de la vida, no se me ocurre nada.

No quiero parecer pastel, porque él no soporta las cursilerías. Tampoco sabría ser aséptica. No es mi estilo. Y no voy a contar nuestras andanzas de canijos, porque se moriría de vergüenza –la verdad, yo también– y no me volvería a abrir la puerta en lo que me queda de vida.

Y, qué quieren que les diga, subir a verle reconforta. Reírme con sus chistes malos. Tomarme a guasa sus ironías perversas. Regodearme cuando se mosquea porque le robo un beso. Esas cosas de hermanos.

Lo cierto es que, suene a cursi o no, él me ha cambiado la vida. Desde hace veintitrés años, hay un sentido para muchas cosas. O una razón para todo aquello que parece no tenerla.

Qué quieren que les diga: Hugh es el hombre de mi vida.

12 comentarios:

  1. Ole ole. Pues si es así, que te cuide como a un tesoro, porque lo eres. Reina!!

    p.d. Tengo blog nuevo.... verás verás.... ;)

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito, Noe. Ojalá yo me llevara así de b ien con mi hermana...

    ResponderEliminar
  3. Esas cosas de hermanos, aparentemente tan banales, pero que esconden tantas cosas: una docena de trastadas, un millar de juegos personalizados a dúo, un millón de sonrisas... Complicidad en estado puro.
    Me he vuelto loca por esa guitarra!!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  4. Berrendita, ¡qué ganas de ver tu blog! A ver si lo encuentro. Gracias por el piropo... ¡¡cómo me quieres!!

    Mara, muchas gracias... supongo que tú también te llevas así de bien... pero lo disimuláis.

    Bebita, es cierto: entre hermanos, hasta las cosas más simples tienen un sentido. Y la guitarra... ¡¡es tan genial como él!!

    Gracias a todas. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Es que Noelia con hermanos/as de mas o menos la misma quinta, es mas facil, pero yo que tengo un hermano 20 años mas joven y mis hermanas 3 en total, siempre me han visto como el "hermano mayor" y por eso han mantenido desde niñas una distancia. Me alegro por vosotros.
    Besos
    Salud

    ResponderEliminar
  6. Noelia, estoy sorprendido, esperaba encontrar en tu blog una entrada tuya para las madres y sobre todo para la tuya.
    Besos
    Salud

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué bien te queda la guitarra rosa!
    Si es que se te nota el cariño en esa carita que pones de estar cerca del cielo, tú ves como no todos los hombres somos iguales.

    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  8. Qué entrada tan tierna!!
    Yo no tengo hermanos, y os envidio mucho...tiene que ser un sentimiento muy bonito y especial!! :)

    ResponderEliminar
  9. Coronel, tiene usted razón. No he escrito para las madres, no he escrito para el comienzo de San Isidro... no he escrito para tantas cosas... Estoy perdía...
    Robin, no me cabe duda de que no todos los hombres sois iguales... no al menos en lo que respecta al cielo de mi hermano...
    Amelie, no lo dudes: un hermano es uno de los mejores regalos que te puede hacer la vida. Al menos en mi caso... Pero también, en muchas ocasiones, un amigo de verdad es un auténtico hermano, y no me cabe duda de que tú tienes amigos de esa categoría.
    Besos a todos.

    ResponderEliminar
  10. Noelia de mis amores, ¿sigues perdida?, tienes averiado el teclado, algun accidente te tiene las manos inactivas.
    Se necesita que escribas y no tardando, que estan pasando muchas cosas en el mundo.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Casi un mes sin escribir... ¿cómo estás, Noelia?

    Un abrazo,

    Miguel

    ResponderEliminar
  12. Toda la razón, Guarismo y Coronel... un mes sin escribir es demasiado. Debo ponerle remedio con urgencia.

    Disculpadme. Y gracias por seguir ahí.

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...