jueves, julio 06, 2006

Siete millones y medio de infieles

Siete millones y medio de españoles han sido infieles alguna vez. La cifra es susceptible de aumentarse, porque la he encontrado en un reportaje de La Revista de El Mundo, bastante antiguo.
El resultado... no voy a contar yo mis experiencias -aunque supongo que daría igual, porque quienes yo sé no van a leer esto-, así que dejo que las cuente Ramón de Campoamor:

"A la infiel más fiel de las hermosas
un hombre la quería y yo la amaba,
y ella a un tiempo a los dos nos encantaba
con la miel de sus frases engañosas.

Mientras él, con sus flores venenosas,
queriéndola, su aliento empozoñaba,
yo de ella ante los pies, que idolatraba,
acabadas de abrir echaba rosas.

De su favor ya en vano el aire arrecia;
mintió a los dos y sufrirá el castigo
que uno la da por vil, y otro por necia.
No hallará paz con él, ni bien conmigo;
él, que sólo la quiso, la desprecia;
yo, que tanto la amaba, la maldigo."

Yo no le maldeciré... ni él me ha engañado... pero, ¿por qué me siento tan vacía?

7 comentarios:

  1. Ya, ya tú hablas de cuando se te es infiel pero... ¿Y cuándo lo somos nosotros? Ahí está el misterio. Aunque a veces es mucho peor.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Qué caña me das!! Es bromita... no, hablo de cuando uno es infiel a sí mismo en general. Creo que es la piedra de toque de la infidelidad: no saber lo que quieres.

    ResponderEliminar
  3. Infidelidad por no saber lo que quieres. Es una buena explicación cuando se trata de buscar, claro que siempre estamos buscando.

    Saludos y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti por la tuya, y por tu respuesta...

    ResponderEliminar
  5. betialai2:28 a. m.

    Y yo me pregunto, ¿por qué será que los poetas sólo dan protagonismo, en lo que se refiere a la infediladad, a las mujeres?. Lorca, Campoamor,..., en fin, muchísimos más, únicamente pillan o pillaban la pluma para contar y cantar las cornamentas que ponen o ponían las hembras. ¿Será porque es más rara avis y supone un acontecimiento que sean ellas las infieles, o porque da más morbo?. No sé, en cualquier caso, a ver si alguien se anima y le da por escribir algún poema al hombre infiel. No está bien que la lírica haga esas discriminaciones en función de lo que lleve, o deje de llevar, en la entrepierna quien engaña.

    ResponderEliminar
  6. Yo poemas no sé escribir -prosa casi tampoco-, pero puedo contar unas cuantas cosas sobre los hombres infieles... Gracias por la apreciación, betialai.

    ResponderEliminar
  7. Hay dos cosas que tengo muy claras sobre la INFIDELIDAD:
    1º Si me son infieles prefiero no enterarme para no tomar decisiones de las que luego arrepentirme.
    2º Si la infiel soy yo, tengo muy claro que mis sentimientos estarían por medio... entonces a quién sería infiel??

    Por cierto acabo de perder la virginidad (que bruta) en esto de los "blogger", jajajaja

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...