viernes, septiembre 22, 2006

Recuerdos vacacionales II: Todo empezó en Málaga

Llovía como nunca. Diluviaba. Jarreaba. Nunca había visto llover tanto, con la carretera tan anegada, con esa media luz u oscuridad a medias, que no te deja ver nada de nada aunque te empeñes en incrementar la velocidad del limpiaparabrisas.

Horroroso. Madrid-Málaga sin parar de llover. Y cuanto más nos acercábamos a la playa, más llovía. Y yo pensando que iba a tomar el sol y a volver con un cierto tono doradito... y sin zapatos cerrados en la maleta... con camisetas por doquier, falditas, sandalitas, bolsos de todo tipo y condición, un montón de pendientes a juego con los bordados de las camisas... y hasta tres o cuatro bikinis -yo qué sé-, pero ni un zapato cerrado. Ni mucho menos paraguas. Y una sola chaquetita...

Menos mal que, cuando llegamos, dejó de llover. Como si las nubes hubieran querido poner a prueba nuestra capacidad de conducción -lo que no consigue el carnet por puntos, lo logran las borrascas, manda huevos-. Y como queríamos aprovechar el tiempo por encima de todo, nos fuimos a la calle Larios, a ver cómo quedaba la feria con el suelo regado por métodos naturales...

Y éste fue el resultado. Que la gente en Málaga es muy "peculiar" -dejémoslo en eso- y se adornan con las flores que antaño usaban las marujis para bajar a la prole a la piscina. Y como "allá donde fueres, haz lo que vieres", decidimos ponernos a la moda.

Verlo para creerlo.

Eso sí, lo marujil les pone. Hasta ligamos con un poli, sorprendido por lo que tardábamos en ponernos "monas" para la foto. Ya le dije, que yo escribir, lo que se dice escribir, escribo a medias, pero lo de hacer fotos lo dejo para los profesionales... que eso de darle al botón no nos lo enseñaron en la facultad. Si acaso, a darle a la tecla. Y malamente.

3 comentarios:

  1. batialai1:55 p. m.

    Bueno, ya veo que terminó el informativo. Me tenías preocupado y llegué a pensar: lo mismo ha estallado la 3ª guerra mundial, ¡y yo con estos pelos!. No me extraña que a los malagueños les ponga lo marujil, sobre todo si el atuendo les sienta a las malagueñas como a vosotras. Estais espectaculares.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Betialai... eres un encanto...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:47 p. m.

    Con flor en la cabeza, sólo para pelos largos y a ser posible morenos, me gustas menos. Te quiero al natural. Fdo: Pijoaparte

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...