viernes, octubre 26, 2007

Guadaña y soga

Octubre se cierne sobre mi almohada como una guadaña afilada a golpe de frío en el alma y nudos en la boca del estómago.

Siempre es igual. Siempre desde entonces. La guadaña comienza a asomar en septiembre, allá a lo lejos, cuando la evidencia de los días menguantes está a la vuelta de la esquina y el sol sólo calienta a ratos y la memoria hace migas con eso que llaman el subconsciente y transforma cada partícula de aire en una pesada losa que no sólo cierra el paso de alimento a los pulmones, sino que también nubla la vista a cualquier color que no sea el negro. El negro y sus variantes.

El cuerpo comienza a dar señales de eso que muchos dan en llamar angustia sin saber muy bien en qué consiste, como si se defendiera, como si dijera "oye, estoy aquí, cuídame... cuídate", pero la losa ya no es losa, sino también tapón, y se te mete en los oídos y también te vuelves inmune a todo tipo de discurso distinto de los gritos que resuenan, a modo de eco, en las esquinas de las neuronas, ahora mucho más abigarradas y tensas que de costumbre.

Y te pesan las piernas, y tienes hambre a todas horas, y lloras, y ríes, todo junto, en cuestión de minutos, de segundos incluso, y no tienes sueño, o te duermes en los coches, y te fallan las fuerzas, y se te quedan las manos frías aunque haga calor, y no importa la de cremas que te des porque se te pone la cara hecha un cristo y no sabes qué contarle a la gente, que te pregunta, que te dice qué te pasa, y tú que nada, que es que son cosas de hormonas, y hasta tú misma te lo terminas creyendo y te das a eso de la píldora por aquello de aprovechar los efectos secundarios.

Y no importa que estés a punto de estrenar vida y que el Euríbor deje de subir, porque el futuro es lejano y, como el pasado, estos días tiene forma de guadaña.

De guadaña y soga.

19 comentarios:

  1. Ánimo. Es casi noviembre y hace frío.
    La manta es una tentación; el desánimo, una inevitable consecuencia. No te dejes, anda por el alambre como si no hubiera red y no pienses, casi como no decir no sientas. Qué fácil, ¿no? Ánimo, en todo caso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Gabriel. El invierno es una mierda. O al menos a mí me lo parece. Y a eso se junta la ciclotimia. Pero estas entradas no siempre son reflejo de un estado vital. Muchas veces son un reflejo aumentado, como los que ofrecen los espejos del Callejón del Gato. Quién fuera Valle-Inclán.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ánimo, mujer! Piensa en esa vida que vas a estrenar, que eso siempre trae ánimo. El frío también tiene sus cosas buenas, sólo hay que saber mirarlas. Te lo dice una pesimista, ¿eh?
    ¡Un besooooo!

    ResponderEliminar
  4. El otoño y el invierno son tristes y grises, pero al final sale el sol, por marzo o abril.
    A mi también me ofrece imagen de guadaña, pero en línea continua. Llega el mes, noviembre (para mi, noviembre) y a veces pienso qué distinto hubiese sido todo, o no.
    Gabriel ha dicho algo que me ha gustado, "anda por el alambre..."
    Y nada de "cuídate", estoy harta de eso, lo dice quien sabe que no hará nada por ti y lava su conciencia, "cuídate para mi" debería ser la frase "para que no me encuentre mal yo". De eso nada, deja que te cuiden y mucho, no hay que ser tan fuerte, no demuestres lo dura que puedes ser, deja que se preocupen por ti, siempre hay quien se interesa por ti.

    ResponderEliminar
  5. Estrena esa nueva vida con ánimo, que estos días pasarán.
    Yo no puedo hablar mucho del invierno porque en Levante casi no lo conocemos, pero de vez en cuandiario apetecen esos días de otoño-invierno aunque sea para ponernos melancólicos, no?

    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  6. Covi: gracias. Supongo que todo es cuestión de perspectiva.

    Musa: ¿no podríamos hacer que marzo o abril llegasen antes? El otoño no me sienta nada bien. Por cierto, nos debemos una sesión de SNY...

    Javi: pondré en marcha la mentalidad IKEA... ya sabes, a redecorar mi vida. ¿Qué tal por Murcia?

    Besos a todos.

    ResponderEliminar
  7. Pues redecórala que seguro que tienes muy buen gusto!! Y si no te gusta el invierno, vente pa mi tierra que aquí hace calor!!

    En Murcia genial!!! hacía demasiado que no sonreía tanto tiempo seguido, tras un mal periodo que ya duraba demasiado, pero ya contaré con más calma.

    Una última pregunta, Big o Aleksander Petrosky?

    Un besazo y p'alante como los de Alicante!!!

    ResponderEliminar
  8. No soy quien para contestarte, ya que no me preguntas a mi, pero lo siento, no puedo evitarlo.
    Siempre Big, aunque duela, pase lo que pase, esté dónde esté y lo peor, con quien esté. Soy idiota pero... es el otoño.

    ResponderEliminar
  9. Ay, Javi, gracias por tu invitación, pero a mí Murcia no me trae tan buenos recuerdos... Lo cierto es que no he seguido SNY (por eso le pido a Musa que sea mi guía espiritual en ese aspecto), pero, por lo que he indagado, prefiero a Petrovsky. Odio las dudas, aunque yo dude mucho.

    Musa: ¿Big? ¿Tan indeciso? ¿No duele demasiado? Definitivamente, somos masocas -y me incluyo, ya lo sabes-.

    ResponderEliminar
  10. Siempre Aleksander, qué caballero. Te lo preguntaba porque todas mis amigas prefieren a Big, será que les van los "canallas" jeje.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Como envidio (sanamente) tu manera de contar estos momentos tan delicados y que afectan de manera especial en segun que estaciones del año.

    Espero que las tormentas pasen pronto y de paso aunque sea a la rutina, pero que no cale.

    como siempre, un peazo de texto, que me ha llamado la atención como el que hiciste "Sin titulo", cada vez que lo leo se me pone la carne de gallina.

    Besos!, se te echó de menos.

    ResponderEliminar
  12. Javi: los canallas siempre tienen su tirón, y no me preguntes por qué. Supongo que, en general, nos va la marcha -a hombres y a mujeres, por igual-.

    William: no sabes cómo te agradezco tus ánimos y tus piropos. Yo también os echo de menos cuando no buceo por la blogosfera, pero últimamente ando justa de tiempo y en números rojos de energía... Lo que, supongo, es el paso previo al desánimo. Creo que compraré ginseng.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  13. Dios santo, qué preciosidad y qué desgarro. Yo cuando sea mayor quiero ser como tú y escribir tan bien. Por cierto, Covadonga que sepas que un pesimista es un optimista bien informado.

    ResponderEliminar
  14. Javier, me sacas los colores... y, por cierto, ¿qué es eso de "cuando sea mayor"? ¿Acaso em llamas "vieja"? Jejejejeje... es bromita. Besos...

    ResponderEliminar
  15. Nena, no te desanimes e intenta disfrutar de esos ratitos de sol de los que hablas, que si quieres, pueden llegar a quemar y su calor puede acompañarte todo el día. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Mara... lo intento... lo intento, pero es que el otoño es muy c...

    Besotes.

    ResponderEliminar
  17. Hola estoy creando un periódico digital y me gustaría que colaborases conmigo.
    Agrégame a Messenger y hablamos.
    Un saludo. Jose Guillermo. Lonuestro27@hotmail.com

    ResponderEliminar
  18. Anda!! Si estamos a 29!! Ánimo, que sólo quedan 2 dias para que acabe Octubre, porque hoy no cuenta, claro...

    Y empieza Noviembre....ummm....a mi me da que puede ser un gran mes, ¿verdad?.

    Tu vida recién estrenada pone el contador a cero...así que olvida el pasado, echale candado a la puerta, pero de esos que luego no hay Dios que los abra..es más...tira la llave por la alcantarilla.

    Ay...qué bien que te lo vas a pasar decorando tu casita. Ya verás,ya.

    Un besote goooordooooo

    PD. A mi tampoco me gusta nada el invierno, pero miralo por el lado positivo...incita al acercamiento físico. Donde esté el calorcito humano...jeje.

    ResponderEliminar
  19. Esteffi, gracias por la visita cibernética. No he olvidado la visita presencial que te debo.
    Por suerte, ya estamos a 30... ¿por qué crees que Noviembre será un buen mes? Tendré que creerte, porque eres bruji pero bruji bruji...
    Y sí, ya es hora de poner el contador a cero, pero definitivamente. Supongo que me falta coraje... o tiempo para pensarlo.
    Besotes.

    P.D.: ¿Calorcito físico? Pues como no sea el que me proporcionan las calorías de más no quemadas en el gimnasio...

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...