viernes, abril 25, 2008

Hormonas andantes

Me han llamado muchas cosas en la vida. Algunas, bonitas. Otras, curiosas. Las más, insustanciales y tópicas.

Pero lo de "hormona andante" no lo había oído nunca. Y eso que muchas veces he llegado a pensar que me pueden las susodichas. Que estoy sometida, sin remedio, a la dictadura de los estrógenos (en la imagen) y que jamás podré asimilar las dosis de testosterona que fluyen de cuando en cuando en torno a servidora.

Y sí. Ayer me lo dijeron. Bueno, no solo a mí. Me dijeron que las mujeres de entre veinte y cuarenta años estamos en muy mala edad, porque somos una hormona andante.

Al gracioso que soltó semejante sentencia no le quito su parte de razón. Pero, digo yo, que más vale ser hormona andante que neurona colgante...

8 comentarios:

  1. Anónimo4:39 a. m.

    hola!
    llevo leyendote ya algun tiempo... meses y hasta ahora no m habia atrevido a decirte stoy enganchado a tus palabras y tu manera de juntarlas....realmente hay magia en tu mundo... y aparte tengo q decirte que m pareces una chica preciosa con una mirada que dan ganas de dejar todo por descubrirte...bueno .... gracias por todo esto...besos

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    no sé si eres un "blogoadmirador" real o una invención de mis amigos para animarme, pero te lo agradezco mucho, en todo caso.

    Espero que sigas por aquí y que comentes más a menudo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hace unos meses, después de que el tele-científico Punset publicara "El alma está en el cerebro", el radio-filósofo Marina dijo que afirmar eso era como decir que Las Meninas son únicamente unos cuantos litros de pintura mezclados sobre un lienzo. A eso, el blog-periodista Espada respondió que sí, que Las Meninas eran eso... mezclado con unos pocos gramos de cerebro. Así que, chiquilla, si alguna hormona te han hecho como eres, buena sustancia tiene que ser esa.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Petrarca... no hay que renegar nunca de los orígenes de uno. Es verdad que me pueden las hormonas -las hormonas y la ciclotimia-, pero tiene su gracia. Sobre todo porque con estas servidumbres, uno se vuelve impredecible.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. :D me ha encantado ese final, mas vale ser hormona andante que...

    De cualquier forma, hormona o no, eres tú, que es lo importante.

    Veo que ya te estas mejorando del virus, me alegro.

    ResponderEliminar
  6. Sí... ya estoy algo mejor. Muchas gracias.

    Besos, William.

    ResponderEliminar
  7. Si nos ponemos así hablando de sustancias... podemos terminar hablando de centímetrossssss¡¡¡ Pero será gilip... a ese no me lo presentes¡¡¡ jajjaja Un besazo, y que sea buena semana para tí.

    ResponderEliminar
  8. Hombre, tiene su gracia el hombre... jajajaja...

    Buena semana para ti también, guapa.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...