lunes, abril 07, 2008

Talento para la moda

Advertencia: no tengo pasión de hija. No la he tenido nunca y no pienso empezar a cultivarla ahora. Con esto quiero decir que todo lo que pueda escribir sobre mi madre no se basa en un exceso de cariño, ni en un complejo de Edipo al revés. Qué va. Reconozco que la ceguera para con Madre es mi gran asignatura pendiente y, aunque eso me convierta en una "hija a medias", coloca mi objetividad en un lugar privilegiado para emprender la escritura de entradas como esta.

Mi madre tiene talento. Mucho. Para muchas cosas. Pero sobre todo para la moda.

No sé a qué viene contarlo ahora -¿será porque tengo una boda en septiembre y quiero que me haga un vestido nuevo?... No, no, mamá... es broma... de veras... broma, no saques la cinta para tomar medidas, que estoy más gorda-, pero lo cuento y se acabó.

La recuerdo enfrascada en sus telas, con la aguja en la mano, volcada sobre mis vestidos, desde que tengo uso de razón -bueno, desde que tengo uso de memoria, que la razón no sé si la he gastado en algún momento... puede que la tenga nuevecita, sin estrenar-. Siempre meticulosa, perfeccionista en extremo, de sus manos han salido las mejores prendas que jamás he podido lucir (como algunas de las que ahora enseño).

Me gustaría que mi madre tuviera una oportunidad. Que pudiera cumplir su sueño -porque creo que lo soñó- de ejercer como modista.

Pero claro, para eso hay un problema. Y no es pequeño: las obras de arte, a menudo, no tienen precio. Y cuando se lo pones, no hay mucha gente que esté dispuesta a pagarlo. La mayoría prefiere la producción en serie. Es mucho más barata.

8 comentarios:

  1. Pues le deseo toda la suerte del mundo para que pueda cumplir su sueño. Ha probado con los trajes de flamenca? Por esos a la gente sí que no les importa pagar lo q sea! Un beso

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Mara. La verdad es que con los de flamenca aún no ha probado. Quiero decir que no ha hecho ninguno completo. Pero la estoy animando... por lo menos para que me haga uno a mí. No me cabe duda de que, como se ponga, lo va a bordar.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:07 p. m.

    La verdad que tienes toda la razón, y yo tampoco tengo pasión familiar.

    Ojalá sea capaz de encontrar un camino para hacer lo que más la gusta y que hace tan bien hecho, porque se lo merece.

    Desde aquí la digo: ANIMATE A INTENTARLO, que donde menos te lo esperas salta la liebre

    Un beso Noelia y otro para tí, Conchi

    Yoli

    ResponderEliminar
  4. Gracias por apoyarme, hermosa... A ver si entre todos lo conseguimos. Talento, ya te digo, le sobra.

    Besazos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9:33 p. m.

    A tí, Noelia, y a tí,Yoly, me gustaría poder expresaros con palabras lo que realmente siento, pero ni puedo ni creo que sea necesario.GRACIAS por vuestro cariño y por vuestro apoyo incondicional.Conchy.

    ResponderEliminar
  6. Ya lo expresas todo con tu cariño... y para qué voy a seguir diciéndote cosas, si ya lo sabes todo.

    Un besazo muuuuuuuuy grande.

    ResponderEliminar
  7. No es pasión de hija. Viva la madre que te parió, qué arte tiene.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Críptica. Que viva muchos años, por Dios... y sí que tiene arte, sí. Me alegra que lo diga una persona ajena al círculo familiar, por ver si se lo empieza a creer un poco...

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...