domingo, abril 27, 2008

Talavante se come al Loco

El Loco quiso hacerse el listo con Talavante, pero Alejandro es mucho Alejandro, y se quedó con Quintero y le dio quinientas vueltas.

Dejo los vídeos aquí para que cada uno saque sus propias conclusiones, pero me quedo con algunas frases como:

Busco la perfección a cada instante, en todo lo que veo, y llega a ser una obsesión que puede destruirte en algunos momentos: te hace pasar de la euforia absoluta a la tristeza infinita y hay veces que es un problema, pero es lo que te hace ser grande.

También merece la pena jugársela por ser feliz.

Lo que te da libertad es vivir para ti: ser egoísta y disfrutarte tú.

Yo de mayor quiero ser como cualquiera de los que he matado.








9 comentarios:

  1. Anónimo11:52 a. m.

    Hola!
    Primero dejame presentarme, soy oscar, vivo en valencia,y efectivamente existe ese blogadmirador. Toda una sorpresa ver que habias reactivado el blog.. pense que lo habias dejado definitivamente..mil gracias otra vez por volver.

    No te parece que Talavante se gusta demasiado a si mismo? a veces parece excesivo, y es un torero que me gusta eh..
    por cierto..lo de las entradas de jose tomas en madrid... verguenza.

    ciao

    ResponderEliminar
  2. Hola, Óscar:

    Ante todo, gracias por presentarte. Encantada de conocerte. Y gracias a vosotros, los que me leéis y me dejáis comentarios, que sois los que mantenéis vivo este Devezencuandario.

    Respecto a Talavante, no, no creo que se guste demasiado a sí mismo. En su papel de entrevistado, ese era el juego que tenía que dar.

    Y respecto a José Tomás, se veía venir. Es vergonzoso que la gente no pueda verlo, pero ya lo dábamos por hecho.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Reconozco que me encanta Quintero, pero también tengo que decir que me sorprendió, para bien, cómo supo actuar el Tala durante toda la entrevista.

    Recomiendo también la entrevista que le hizo la semana pasada el loco a Victorino ;)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Pues la tendré que buscar... la de Castella tampoco la he visto, pero dicen que Sebastián no anduvo muy fino...

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Con Talavante tengo una eterna frustración que él también debe tener, que es el tema del estoque. Nunca o casi nunca le da la estocada al toro de la forma perfecta que él quiere. Por lo demás, Talavante me parece de lo más salvable que hay entre los toreros. Un beso, Noelia.

    ResponderEliminar
  6. Sí señor, Lunaro: a Talavante se le han ido un montón de triunfos importantes por culpa de los aceros... Y es verdad que es uno de los toreros, como tú dices, más "salvables", uno de los que menos se aleja de la realidad que los demás parecen despreciar y en la que, se pongan como se pongan, viven.

    ResponderEliminar
  7. La de Victorino anda al final del programa del enlace:
    http://www.radiotelevisionandalucia.es/tvcarta/impe/web/contenido?id=2261

    La de Castella creo recordar que no valió para nada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. A pesar de no ser nada aficionado al toreo he escuchado atentamente toda la entrevista. El torero siempre me pareció un ser que va madurando a fuerza de sangrar, la asombrosa mezcolanza de un fajador de la soledad y del miedo con esa irrazonable valentía que le lleva a pasear por el filo de la vida atisbando el abismo de la muerte.
    Cuando no entiendo suelo callar, siempre me pareció inteligente saber agarrarse al silencio. Pero sí te digo, querida amiga, que en esta entrevista, Quintero ha logrado, como otras tantas veces, mostrar en algún momento el fondo de una persona que revela, casi sin darse cuenta, el descubrimiento de algunas de las claves que nos mueven por esta senda ondulada que es nuestra existencia y su sentido.
    Aún con retraso, te doy las gracias por el premio dardo y como dice una canción de J. Drexler: “me haces bien…” eres un cielo…
    Un beso y mi cariño.

    ResponderEliminar
  9. Jon: el enlace no lo veo completo, pero, aun así, gracias. Lo buscaré y te contaré.

    Robin: no te quito tu parte de razón. Los silencios de Quintero dan mucho que hablar al que tiene enfrente. Pero a lo que me refiero cuando digo que se lo comió con patatas es que el Loco no pensaba encontrarse ante sí alguien que es mucho más que un místico; alguien que, a los veinte años, ha madurado más de lo que se pensaba y que no es el torero tradicional que estamos acostumbrados a ver. Gracias a ti por pasarte de vez en cuando por estos confines y, sobre todo, por escribir esas líneas tan preciosas que nos sueles dedicar.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...