jueves, diciembre 04, 2008

Libre

La libertad no se logra. No se compra ni se vende. No se espera. No se construye. No se gana. No se regala.

La libertad se siente.

Dice que está libre. Que es libre. Pero no. No lo es. No es libre porque su corazón sigue atado. Porque sigue anclado en otra historia. En otro mundo. En otra vida. Y le habrán dado todas las cartas de libertad que él quiera –las haya pedido o no–, pero no será libre, libre de verdad, hasta que no ahuyente sus propios fantasmas. Hasta que no abra su corazón. Hasta que no busque el infinito. Hasta que no deje de dar vueltas a sus propias pesadillas para dejarse llevar por sus sueños. Los pasados, los presentes o los futuros. Da igual. El caso es soñar.

Porque para ser libre hay que tener algún sueño. Y en cumplirlo consiste la libertad.

Al menos la del corazón.

9 comentarios:

  1. Anónimo8:55 p. m.

    Noelia, yo creo que sin libertad no eres nadie, como mucho un bulto sospechoso.
    Besos
    Salud
    El Coronel
    Pd. Se nos va el año sin hacer esa comentada gran quedada. Del 2009 no pasa.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo en todo, salvo en tener que posponer la quedada para 2009... ¡¡Aún nos quedan más de veinte días!! Sincronicemos las agendas...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado este post. Enhorabuena. Un servidor le da la razón desde la primera letra hasta el último punto.

    Besos Noelia!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:00 a. m.

    Pues vamos a ello. La mia esta abierta y lista y yo dispuesto a escribir o tachar, segun convenga.. Que la Condesa, Berrendita, etc. digan.
    Besos
    Salud
    El Coronel

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Vamos, vamos!! Quedada yaaaaaaaaaaaaaa...

    ResponderEliminar
  6. Ais, la libertad. A veces intentas soltar amarras, Noe. Y es cuando te das cuenta de que ni siquiera la libertad es tuya. Al menos la mía.
    Mil besos.

    p.d. Sólo libro el finde que viene. Te he llamado hoy a ver si se nos logra. Puede ser genial. Y nos debemos una larga, además.
    Besos a ti y besos al Coronel. :)

    ResponderEliminar
  7. La libertad no se regala. Se gana con un poquito de todo. Sobre todo relajándose y sobre todo dándose uno mismo la oportunidad de no poner condiciones a la cabeza y al corazón.

    ResponderEliminar
  8. Berrendita: yo el finde curro, pero lo podemos intentar. A ver si te doy un toque luego y hablamos.

    Críptica: me gusta lo de no poner condiciones. Creo que es una de las claves.

    Besos a las dos.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...