sábado, octubre 21, 2006

Israel y Luis

¿O debiera decir "Luis e Israel"? Como diría aquel, "tanto monta, monta tanto"... aunque, por hoy, no voy a hablar de equitación -y no porque últimamente no haya equinos en mi vida... jejeje-.

A lo que iba: anoche estuvimos -cuando hablo en plural, casi siempre me refiero a Paloma y una servidora... que somos como los petit suisse, siempre de dos en dos, también chiquititas pero con menos índice de grasa- en la entrega de trofeos que organiza Pedro Sáiz para el Asador Ribera de Aranda y, después de un pequeño lío con las mesas y con un pseudo-fotógrafo que se empeñaba en llamarme Amparo (dice que me parezco a la susodicha, que al parecer tiene zapaterías "chic" (sic) en Alcobendas), Israel Vicente y Luis Corrales se sentaron a cenar con nosotras.

A Israel lo conozco desde hace tiempo; con Luis apenas había hablado más de diez minutos en alguna entrevista. Pero ambos fueron el descubrimiento de la noche (de la primera parte de la noche, al menos). Nos reímos mucho, chismorreamos -si alguno nos hubiera oído...- y casi terminamos hablando del teatro del absurdo.

Llevo días diciéndole a Israel que, si Simón Casas gana el concurso de Madrid, va a haber que empezar a pensar que es una especie de talismán. Que luego se lo van a rifar las empresas como jefe de prensa.

Aunque, ahora que lo escribo, caigo en la cuenta de que quizá debieran de rifárselo ya. Ganar, no sé si ganarán, pero que su oferta parece la más completa, lo tengo bastante claro -mejorando lo presente e incluso a los ausentes-.

6 comentarios:

  1. Luis Corrales es sensacional pero ese tal Israel... con ese nombre... ¿No sería Cuchillo, apropiado al tratarse de un asador?

    ResponderEliminar
  2. Noooooooooo... A Israel Cuchillo no tengo el gusto de conocerle... era Israel Vicente, te lo digo yo.

    ResponderEliminar
  3. Buen descubrimiento "in the middle in the night". Corrales da juego en el tercio de copas, del tal Israel no tengo datos...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:29 p. m.

    Noe: Luis Corrales es un tío, con eso está dicho todo y para todos aquellos hombres y mujeres que apreciamos esa cualidad. En cuanto a Israel, si acaso, ja, ja, Simón Casas no le peleara el cargo de jefe de prensa es que Simón sería tonto. Y Simón, queridas amigas, no tiene un pelo de tonto.

    ResponderEliminar
  5. Margo Chaning8:31 p. m.

    ¿Un pelo de tonto Simón Casas? Por diós si lo que más bonito tiene precisamente Simón es la cabeza.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, a mí lo que me parece más bonito es ese parecido perfilero que tiene con Corbelle, atenta Rosa. Por lo demás, todo en orden.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...