miércoles, diciembre 19, 2007

Miércoles 19: Audrey

No lo he contado en el día que tocaba, pero da igual. Para eso es mi blog, y lo ordeno como quiero.

Hoy ha venido Esteffi a comer a casa. Y me ha traído romero de la suerte, un jacinto elegante y oloroso y un calendario de mi Audrey.

Enseguida me ha recordado a la sorpresa que me dieron todos después de mi penúltimo directo. Cuando me hicieron creer que comía sólo con Laura y con Isa, pero, en realidad, me esperaban todos en el mismo restaurante donde comenzamos a hacernos amigos, donde comencé a quererles más, donde pusimos la primera piedra para que se convirtieran en personas insustituibles en mi vida.

Me invitaron a comer. Y al café. Y, tras el café, me invitaron a recordar los mejores momentos de mis doce meses a su lado.

Y hasta me convirtieron, por unos segundos, en Audrey.

Pero no podía ser. Yo tengo mucha más suerte que ella. Audrey desayunó con diamantes y se fue de vacaciones a Roma, pero nunca tuvo unos amigos como vosotros.

Os echo mucho de menos...




Merche, "Eras tú".

5 comentarios:

  1. Oh que bonitoooooo! jeje yo tb tengo esa sensación con mis amigas, y la verdad es que es algo maravilloso, aunque eso de sentirse como audrey, no debe tener precio.
    Por cierto nena, he cambiado la direccion del blog por motivos personales... akí te dejo lanueva:
    mara-porculpadelost.blogspot.com
    Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Vaya... Siento mucho que haya tenido que haber una despedida. Pero te llevas lo mejor. A mí me ocurrió lo mismo, sólo que no pude tener una despedida tan bonita como la tuya por muchas circunstancias. Pero los amigos del trabajo los tengo y los conservo.

    Espero encontrarte algún día por el Messenger y que me cuentes qué tal todo... Si no nos vemos, además de que seguiré leyéndote por aquí (que de mí no te libras tan fácilmente, je, je...), ya sabes que te deseo que pases unas muy felices fiestas y que 2008 sea mejor que 2007.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:08 p. m.

    Al final supongo que todos los que entramos en tu blog, quieras o no, vemos lo evidente. A pesar de tu carácter, tienes una manera de ser y sentir que impresiona. Hay que rendirse ante lo verdadero.

    ResponderEliminar
  4. Mara: ¡¡ya decía yo que no podía entrar en tu blog!! Cierto es que llevo unos días sin navegar mucho, pero ayer quise seguirte... y nada... Me temo que yo también voy a tener que hacer algo parecido a lo tuyo, porque nuestro amigo "anónimo" sigue sin DEJARME EN PAZ.

    Juan: creo que hablaremos antes de las fiestas. Creo. Gracias por seguir ahí. No pensaba librarme de ti. Yo también siento que haya tenido que terminar la historia, pero nunca se sabe si habrá un "Continuará"... o si, en caso de que se vea impreso "The End", será para bien. El tiempo lo dirá.

    Anónimo o Fulgencio Valencia, que es lo mismo: vete a la mierda. En serio, vete a la mierda, revuélcate y no vuelvas nunca. Hueles desde lejos. Tengo el carácter que me sale de los ovarios y no lo pienso cambiar. ¿Me entiendes? No lo pienso cambiar. Te lo he dicho cientos de miles de veces: DÉJAME EN PAZ. DÉJAME EN PAZ. DÉJAME EN PAZ. Si no lo haces, voy a tener que tomar otro tipo de medidas. DÉJAME EN PAZ, ¿vale?

    ResponderEliminar
  5. jo, Noe, tú sí que eres un diamante...

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...