domingo, mayo 11, 2008

El tiempo del amor

"El amor hace pasar el tiempo y el tiempo hace pasar el amor". Buen proverbio chino para empezar una mañana llorona de domingo.

Que conste que la que llora no soy yo. Es el ambiente. Una nube perpetua que lleva instalada en lo alto desde hace un par de días y no se decide a descargar en condiciones ni a marcharse por donde vino. Porque, digo yo, si no piensa ejercer, ¿qué coño pinta? ¿De atrezo? Pues prefiero un patio con naranjos bañado por el sol.

La cita aparece en la contraportada de una edición de los Nuevos cuentos de amor de Hesse, que gentilmente me brinda Emi con la sana intención de facilitarme el parto de la entrada dominical.

Montera en mano, también me ofrece un suculento aperitivo del selecto piscolabis cultural de El País:

No creo que se parezcan. Todas las aproximaciones y los vínculos entre poesía y toreo palidecen ante lo que supone el encuentro, una vez y otra, del torero con la muerte. Toda esa mezcla de gravedad y ligereza, la suspensión del tiempo, la belleza emocionante y antiquísima haciéndose cada vez de una forma nueva, la búsqueda continua de lo inefable, la música interior, el enfrentamiento entre una inteligencia vulnerable y una energía descomunal de resonancia atávica, todas esas aproximaciones que pueden servir igualmente para definir a la poesía y al toreo se debilitan ante la posibilidad de morir de verdad en cada intento y ante el ejercicio hermoso, brutal, delicado y continuo de la muerte que tiene lugar cada tarde de feria en una plaza.

Luis Muñoz, "Poesía y toreo".

Cualquiera se anima ahora a darle a la tecla. Ni para comentar la corrida de Peñajara que ayer se le fue a la terna ni para hablar del tiempo del amor. Y mucho menos de lo segundo. Que para el amor ya no tengo tiempo.

6 comentarios:

  1. Bello, me encantó. te encontré en lo de Robin Te dejo besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Enseguida me pasaré yo por tus dominios.

    Espero verte de nuevo por aquí.

    ResponderEliminar
  3. Hola Noelia, gracias por compartir esas letras, no las conocía. De hecho, tampoco he leído ese libro de cuentos de Hermann Hesse.

    Saludos.-

    ResponderEliminar
  4. Ni yo... ni yo. Es que el amigo Emi es buen consejero.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Ufff los domingos son así. Llevo algunos días viendo ese libro que lees de Almudena "Atlas de geografía humana" y me está tentando. Que tengas una buena semana Noe, al menos tranquilita que intuyo que no paras niña. Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Se me está haciendo cuesta arriba el libro. Vi la peli y me encantó, y el libro está bien... pero no es muy fácil, la verdad.

    Besazos.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...