viernes, enero 05, 2007

Dónde irá lo que no se da

Por ejemplo, los besos...

2 comentarios:

  1. betialai2:01 p. m.

    Los besos que no se dan salen de nosotros en forma de pequeños suspiros, por el aire, y luego se convierten en diminutos duendecillos que viven en el bosque, en sus casitas de champiñón. Éstos, hacen que vuelvan a nosotros, por el mismo camino, para que los recibamos o los volvamamos a dar mucho más calidos e inménsamente mas dulces. De esa forma jamás se pierden y nunca se rompe el circuito cerrado del cariño.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito, Beti!!!! Pues entonces a mí van a venir un montón!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...