sábado, enero 06, 2007

Felices Reyes

Los Reyes Magos han pasado por mi casa y han dejado algo para mis lectores más taurinos. No es ninguna maravilla... más bien se trata de unas pobres líneas de refrito, un experimento de microrrelato. Pese a la baja calidad del resultado, no descarto que haya alguien a quien pueda gustar la criatura.

“Nunca quise tocarme la coleta para no cortarme un pelo”. Se revoluciona el corazón, y el capote se escurre. La vida se escapa por los poros, inmunes al calor. Quiere marcharse, pero los agujeros de la pared le traicionan. La condena tiene que cumplirse.

4 comentarios:

  1. Interesante el experimento.

    ResponderEliminar
  2. Empecé a ello pero debido a mi inconstancia debida a la falta de tiempo está aún pendiente entre los libros que acumulo con el separador en las últimas páginas. Quizás es por eso, o porque, soy un poco egoísta y no me suelen gustar los finales de l@s demás (que dudo que sea el caso).
    Como deseo terminarla, el día que lo haga te lo comunicaré convenientemente.

    Mil besos.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...