viernes, marzo 14, 2008

Sí sé por qué te quiero

Eres grande. Hoy, quizá un poco más. Porque cumples años, pero, sobre todo, porque sumas vida. Y corazón. Y esas adiciones no se miden en centímetros. Ni en gramos. Ni en litros.

El corazón se mide en voces que consuelan. En susurros que curan. En caricias que ayudan a cicatrizar heridas. En miradas que dan aliento.

Si no fuera por tu corazón, muchas noches las lágrimas, traidoras casi siempre, habrían anegado una almohada pringada de rímel y temerosa de sueños.

Si no fuera por tu corazón, muchos días no tendrían luz suficiente como para escoger el camino adecuado -ni siquiera para seguir a tientas el más sencillo, el que viene marcado por no sé quién desde no sé dónde- y las tinieblas, que a veces nos parecen eternas, terminarían por jugar con el infinito, a sabiendas de que tienen los días contados.

Si no fuera por tu corazón, habría sido más difícil descubrir quién soy y, sobre todo, tener valor para escoger quién quiero ser.

Y por eso te quiero. Por eso y por otras cosas más, que quizá ni siquiera yo misma sepa, ni llegue a saber nunca, ni falta que hace, porque te tengo, y me tienes, y con eso basta.

Feliz cumpleaños, J. Que sean muchos, muchos más.



Ana Belén y Víctor Manuel, "No sé por qué te quiero".

8 comentarios:

  1. Anónimo3:24 p. m.

    Que bien escrito está esto.

    La condesa de Estraza

    ResponderEliminar
  2. Gracias, condesa. Tú sí que escribes bien, jodía. Pero tus ánimos me suben el ánimo, y falta que hace, que ya sabes que me doy mucha caña -y no precisamente de la que se bebe-.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Joe que regalazo!!!! si quieres así a esa persona es porque se lo merece seguro.

    Beso

    ResponderEliminar
  4. Sí que la quiero, sí... mi tía es genial. Esto no es nada para lo que se merece en realidad.

    Un besote, guapo.

    ResponderEliminar
  5. Lo sabes,claro que lo sabes, y se nota por lo bien que lo has descrito.

    Tienes alma de bolero.

    ResponderEliminar
  6. Ay, William, que con tantos piropos me pongo rojita... ¿Tengo alma de bolero? ¿Sí? Uy, como la Rigalt... ¡¡Qué bien!! Me alegras el sábado.

    Besazos.

    ResponderEliminar
  7. Estoy seguro de que, por mucho que creas saber las razones de tu amor, serán más las razones que no conozcas ni puedas explicar... Es la magia del amor. También estoy convencido de que es recíproco.

    Un beso... y sí, tienes alma de bolero.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Jero. Tienes toda la razón. Nunca se llegan a conocer las razones del amor. Y si podemos explicarlas todas, es que quizá no amamos de veras.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...