lunes, julio 12, 2010

Ganó el corazón






Que no nos despierten. Que siga el sueño, mucho, mucho tiempo. Tócala otra vez, Casillas. Levanta otra vez la Copa y déjanos seguir siendo campeones. Así pasen cuatro años. Y cuarenta más.

Déjanos seguir pensando que, como vosotros, podemos ser los mejores. Que podemos triunfar si perseguimos nuestro sueño con esfuerzo y lo jalonamos de sudores. Si trabajamos en equipo. Si luchamos. Si no perdemos el norte. Si peleamos con elegancia. Si bajamos al barro y no nos manchamos en la mugre de los que juegan sucio.


Tócala otra vez, Casillas. Y besa, bésala. Besa la Copa, y besa a Sara. Déjanos seguir creyendo en las películas con final feliz, con banda sonora de cine y lágrimas corriendo por las mejillas mientras la respiración se entrecorta y el corazón se para como se le paró a tu chica. Déjanos seguir esperando un galán de los de antes, de los que espera el momento justo para defender a su princesa, para resarcirla de tanto desagravio, de tanto ogro como hay suelto por el mundo, de tanto rufián dispuesto a mancillar su honor por sólo una mirada.

Y tú, Iniesta, el mago del equipo –con permiso de Xavi–, tócala, tócala tú también de nuevo. Vuelve a empujar el balón hasta el fondo de la portería y llévate de un golpe de empeine todos los fantasmas de la autoestima inexistente, del orgullo herido, del quiero y no puedo. Tócala otra vez, échate el equipo a la espalda, demuéstranos de nuevo que no importan los principios, sino los finales, y que ser humilde es condición sine qua non para ser cada vez más grande.

Tocadla otra vez, chavales. Tocad la Copa, tocadla, y dejad que nosotros toquemos el cielo con las manos.

Porque se ha hecho justicia. Porque ha ganado el mejor. Porque, por una vez, lo importante no era participar. O no sólo eso. Lo importante era demostrar que, a veces, aunque sólo sea a veces, pierden los malos. Y ganan los buenos. Gana la casta. Gana el señorío. Gana la nobleza. Gana el esfuerzo. Y, sobre todo, gana el corazón.

4 comentarios:

  1. Ganó el corazó a la vioencia holandesa. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, José Luis. Lo de Holanda es violencia en estado puro. Se comportaron como matones a sueldo.

    Saludos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. sí es es triunfo del equipo y del buen juego. Y sí por una vez la pelí acababa con la épica del bueno, y también del galán de media España. La verdad es que fue un final muy made in Spain, jajaja.

    ResponderEliminar
  4. Un final con "pasión gitana y sangre española", al más puro estilo Manolo Tena...

    Besos, y gracias por comentar.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...