domingo, enero 06, 2008

Cuando menos te lo esperas

Ya la había visto, pero tenía ganas de verla otra vez. Supongo que porque, después de tirarme casi dos horas delante de la tele, con mi DVD nuevo -qué buenos son estos Reyes, oyes-, me trago enterito eso de que, si Diane Keaton pudo darse a la tecla con frenesí por obra y gracia del amor-desamor, ¿por qué no yo?

¿Y si pronto aparece un Keanu Reeves al otro lado de mi portátil?

Dios... qué morbo tiene el tío...

Moraleja: en la vida todo sucede Cuando menos te lo esperas.

15 comentarios:

  1. Pues no puedo estar más de acuerdo. "En la vida todo sucede cuando menos te lo esperas" porque nada permanece, todo es cambio continuo. La suerte (o la inteligencia)es que seamos capaces de darnos cuenta de lo que sucede delante de nuestros ojos.

    Que los reyes te echen un Keanu Reeves cariñoso ;)

    Un beso Noelia.

    ResponderEliminar
  2. Jejeje... pues en mi cama esta mañana no estaba, lo juro, y bajo el árbol tampoco porque no tengo... Igual llega en los próximos doce meses...

    ResponderEliminar
  3. A mi me lo vas a decir!!, jijiji...
    Tenemos que hacer sesión de pelis y palomitas en ese fantástico DVD nuevo!!... En cuanto a Keanu, siento ser yo quien te lo diga, pero creo que vive en Matrix...es imposible, no existe en este mundo...yo también lo busqué durante un tiempo y desistí.
    Me debes una fiestilla-caza-keanus, eh??. Muaaaaa

    ResponderEliminar
  4. Lauri, hecho. Lo de la peli, lo de la fiesta... tus deseos son órdenes para mí. Pero sabes que ahora estoy enclaustrada con un buen fin... y espero que cercano... de modo que, en cuanto cumpla mi primer propósito de año nuevo, te prometo salida nocturna, con o sin caza, para celebrarlo.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí pues sí. No dejes de mirar al mar, porque nunca sabes lo que te puede traer...lo mismo Keanu consigue liberarse de Matrix y llegar hasta tu isla...cuando menos te lo esperes!!

    Un beso gordote gordote!!

    ResponderEliminar
  6. El mar no me trae muy buenos recuerdos últimamente, así que, si te parece, le doy una vuelta a tu sugerencia y me quedo con el Guadalquivir, que siempre me dejó grandes momentos.

    Otro beso enorme para ti...

    ResponderEliminar
  7. Vaya, vaya... qué buen rollito se respira por aquí... super regalazo de los de oriente ¡qué generosos y.. acertados! que nos van a permitir compartir tiempo juntas y buenas pelis y palomitas ¡claro! y, por supuestísimo, yo me apunto a la fiesta nocturna... ¡al cachondeo! jejeje...

    Noe a cumplir ése propósito de 2008que nos tienes enganchadísimas!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Hombre, Isa, guapa, contaba contigo... para la peli, para la lectura, para el cachondeo... ¡¡para todo!! Bueno, menos para lo de Keanu, que, cuando lo encuentre, ¡¡me lo quedo enteroooooooooo!!

    Jajajaja... Besos.

    ResponderEliminar
  9. Otra de mis favoritas, que pensaba postear cuando la viese por cuarta? si, creo que cuarta vez :)

    Hay escenas que no tienen precio, es genial!

    Que vivan Miss Keaton y Mister Nicholson!, pero esta, es de la Keaton.

    ResponderEliminar
  10. Sin duda... Diane Keaton hace gala de una facilidad interpretativa que, si bien no resulta extraña en ella, vuelve a sorprender al espectador y a llevarlo de nuevo a los mismísimos sentimientos de su personaje.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que sí... Todo sucedes cuando menos te lo esperas, por eso lo mejor, es dejar de esperar y vivir la vida según venga! Besos bonitas! y que aparezca Keanu pronto! jjeje

    ResponderEliminar
  12. Lo intentaré -dejar de esperar, digo-. Lo que ocurre es que la vida es un poco aburrida cuando no esperas nada de ella.

    Lo de Keanu lo veo difícil... aunque, de todos modos, prefiero un macho ibérico... jejejejeje.

    Besotes guapa!!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo11:36 p. m.

    Por Dios, estais locos: que no aparezca Keanu por la sierra de Madrid antes del día 22, válgame el Señor, que frente al "chinato" se podría aflojar Noelia y la que no es Noelia.

    En cuanto a la Esperanza, ya hablaremos, mi niña, espera, que todo lo que tú estés esperando llegará, pero mientras tanto no te pares, que verás saldadas todas las deudas antes de irte de aquí eso te lo garantizo yo.

    La condesa de Estraza

    ResponderEliminar
  14. Pues es cierto eso de que cuando menos te lo esperas recibes una sorpresa inesperada y en este caso muy agradable. También yo te he visto muchas veces en casa de nuestra querida amiga y mostrado siempre indudables muestras de afecto. Brindo por el encuentro y por tu fantasía con Keanu o con quien quieras, es lo que tienen las fantasías, son libres e inagotables.

    Después de leer tus escritos anteriores he podido conocer algo sobre ti, aún así tendrás que explicarme algún día eso de “…recordarme que siga viva, aunque me duela”

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Robin. Es largo de contar... bueno, es intenso de sentir. A veces me pregunto si no sería mejor no sentir nada.

    De todos modos, en muchas ocasiones me aplico un papel de mártir que no tengo para escribir cosas que en realidad no pasaron... paranoias mías.

    Muchas gracias por la visita... espero que sigamos acudiendo a nuestros respectivos mundos.

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir a este blog con tus comentarios... pero te agradezco aún más que te identifiques.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...